25 de agosto de 2010

Superfreakonomics



Siempre he sido de leer bastante (tendré una media de unos 25 libros al año), pero últimamente había bajado de ritmo, y estoy en proceso de recuperación. El último que me he leído es Superfreakonomics, la secuela del mítico Freakonomics, que me leí hará 3 o 4 años.

Los libros de la serie Freakonomics afrontan la economía desde un punto de vista muy particular. No son los típicos libros sobre economía que discuten los 170000 conceptos aburridos, y como afectan a la macroeconomía y blabla. En estos libros los autores, Levitt y Dubner nos descubren el lado más olvidado de la economía: cómo afecta al comportamiento de las personas.

El primero de los libros, Freakonomics, se centraba sobre todo en cómo responden las personas a los incentivos. ¿Qué incentivos tiene un luchador de sumo para amañar sus combates? ¿Qué incentivos tiene una profesora de primaria en Chicago de amañar el resultado de las pruebas de nivel de sus alumnos? Y cosas así. Su otro tema es cómo analizar las estadísticas para descubrir qué porcentaje de personas, y qué personas en concreto, están haciendo trampas.

El segundo, que me ha resultado incluso más interesante que el primero, se basa sobre todo en ese análisis de las estadísticas para contestar preguntas curiosísimas. ¿Qué conclusiones se pueden sacar de las estadísticas REALES (no las oficiales, que siempre llevan trampa) de la prostitución en Chicago? ¿Cómo utilizó McNamara estadísticas para inventar el cinturón de seguridad? ¿Porqué la mayoría de futbolistas de élite en Europa nacieron entre Enero y Marzo? ¿Qué es más peligroso, conducir borracho, o andar borracho? ¿Qué porcentaje de doctores se lavan las manos antes de atender a un paciente? y la más curiosa de todas ¿cómo se comportan los monos cuando se les enseña el concepto de dinero?

De hecho la última pregunta para mí fue la parte más interesante del libro. Primero cómo consiguieron que los monos interiorizaran que las moneditas tienen valor, y que pueden conseguir comida con ellas. Luego cómo se empezaron a comportar a continuación con ellas, y lo más curioso de todo, cómo un mono pagó a una mona con una moneda para echarle un polvo. ¿El primer caso documentado de prostitución moneril? Qué mono todo.

A mí me ha encantado, pero ya sabéis que soy un poco friki, y que me encanta aprender y leer sobre cantidad de datos absurdos, que jamás me servirán fuera del Trivial. Si os gusta esta temática, otro libro similar, y que recomiendo también, es El economista camuflado, de Tim Harford, que me leí hace unos 4 años.

Más libros que me he leído últimamente.

4 comentarios:

Nat dijo...

Me lo tienes que dejar. :D *pone cara de buena*

´´Saray´´ dijo...

Pues suena super interesante si habla de c�mo afecta al comportamiento de las personas y toda la parte pr�ctica.
Yo llevo 53 libros le�dos este a�o, qu� vicio...

Opinando de Empresas dijo...

Ya me pica la curiosidad, tiene que estar entretenido este libro :)

Y lo de los monos tiene gracia, ya mismo montan la calle roja más mona de ciudad ;)

Gux dijo...

@Nat, me regalaste tú el libro, no tendría corazón si no te lo dejase!.

@Saray, 53 libros!!!!!!!! y todavía estamos EN AGOSTO!!!!! madre mía. Si te lees este libro, no te esperes algo muy general. Los autores cogen anécdotas curiosas y las diseccionan, así que no es ningún ensayo de economía aplicada al comportamiento ni nada por el estilo :)

@Opinando de Empresas. Te lo recomiendo muy mucho, aunque te recomiendo que empieces por el primero. Menos mal que a los monos sólo les dieron dinero. Si les llegan a dar escaparates, se monta lo que tú dices :D