6 de septiembre de 2009

Sentirse identificado con los ingleses

Una pregunta relativamente frequente que tengo que contestar cuando vuelvo a España y veo a algunos familiares no habituales, es ¿cómo puedes identificarte con Inglaterra y los ingleses cuando su cultura es tan diferente?. Bueno, a veces la pregunta no es tan educada, pero cogéis la idea.

El caso es que lo he estado pensando, y la verdad es que todo es una cuestión de perspectiva. Una serie de ejemplos:

  • Si estás en una sala con dos personas que no conoces de nada y una de ellas es de tu ciudad y otra de otra ciudad distinta, ¿con quién tiendes a identificarte? Con el de tu ciudad, que para eso es de tu ciudad, y puede que conozca los mismos bares que tú, e incluso tengáis conocidos en común.
  • Si estás en una sala con una persona española de otra ciudad, y con un francés, te identificarás más que el otro español, con el que compartes el idioma, muchas costumbres y cultura.
  • Si estás en la misma sala con un francés y un sueco, te identificarás con el francés que a fin de cuentas es también mediterraneo, los idiomas son bastante relativamente "similares", etc.
  • Si estás con un sueco y un estadounidense, te identificarás con el sueco, que también es europeo.
  • Si estás con un estadounidense y un chino, te identificarás con el estadounidense, que es occidental.
  • Y si estuvieras con un chino y un extraterrestre... bueno cogéis la idea.
A lo mejor recordáis cuando eres pequeños y solo conocíais a vuestros amigos del barrio y del colegio. Evidentemente conocer a un niño de otro barrio o de otra ciudad no era un trauma, pero podía chocar.

Según creces tu perspectiva crece contigo, y esas cosas se superan. Sin embargo algunos se quedan estancados ahí y les cuesta relacionarse con personas de otras comunidades autónomas ("los catalanes son..." , "los madrileños son unos imperialistas" y gilipoyeces por el estilo).

En general cuando conoces a gente de esas comunidades autónomas te das cuenta de lo tonto que resultan las generalizaciones.

Si por cuestiones de trabajo conoces a gente de otros países tu perspectiva se abre un poco más y te empiezas a dar cuenta que tus prejuicios son la mayoría de veces infundados. Sin embargo vivir en otro país el tiempo suficiente lleva esa perspectiva a otro nivel, sobre todo si trabajas, convives y te relacionas con gente de fuera.

Y eso es una experiencia que le recomiendo a cualquiera.

¿Qué opináis?

1 comentario:

Nat dijo...

No sé... A veces te puedes sentir más identificado con gente de fuera. Creo.

Y por otro lado lo mejor es ir sin prejuicios a los sitios porque si vas con ellos dependiendo de cómo seas lo más seguro es que estés buscando confirmar lo que ya pensabas de ellos en vez de intentar conocerlo de verdad.

Por ejemplo, si vas a Francia y crees que los franceses son bordes aunque de 10 personas con las que tengas que hablar sólo 1 te trate mal es posible que digas "Ves, son unos bordes!".

Perdón por el comentario largo. >__<