17 de junio de 2009

De compras por Gumtree

Ahora que me he cambiado de casa necesitaba un monton de cosas: platos, vasos, cubiertos, microondas, aspiradora...

La solución fácil era hacer un pedido en Argos y que me lo mandaran a casa, pero como no soy muy de soluciones fáciles, pense en ahorrarme unas librillas buscando las cosas en Gumtree (la página de segunda mano mas conocida por aquí).

En teoría es una buena solución, puesto que hay un montón de gente que viene a Londres para estarse un tiempo limitado, y cuando se vuelven a sus paises de origen venden todo lo que han comprado y no se pueden llevar, así que es fácil encontrar chollos.

Con ese ánimo apalabré la mesa de la plancha y la plancha con una pareja que se volvia a Nueva Zelanda que vivía en Pimlico, una aspiradora con un chino que vivía en un sitio que ya no recuerdo, y todas las cosas de la cocina (excepto microondas) con una pareja que vivía en Docklands y que se volvia a Sudáfrica. Todo el mismo sábado, así, sin pan ni nada.

También intenté contactar con un tipo que vendía un microondas, pero no me contestó.

Fui a Pímlico por la mañana, y la primera sorpresa del día fue que ese fin de semana la Victoria Line (de metro) estaba cerrada. Tardé mas de la cuenta en llegar, pero no fue nada del otro mundo. Compré lo acordado, y me lo llevé a mi destino. Cuando llegué, fui a donde el de la aspiradora. Tardé más de la cuenta en llegar por problemas con los autobuses, y al llegar allí y llamarle, descubrí que se la había vendido a otro.

Volví a casa cabreado, y por la tarde fui a la última parada: docklands para recoger todas las cosas de cocina. Fui armado con una maleta con ruedas y llena de toallas y periódicos, para amortiguar y que no se me rompieran los cacharros.

De camino me lleve la tercera sorpresa desagradable: la Jubilee Line y el DLR estaban cerrados también, asi que el trayecto planeado de 40 minutos, se convirtió en más de 2 horas.

Al llegar allí, cargué lo que pude en la maleta, y descubrí que no todo cabia. Gracias a dios los chicos estos se habían comprado un carrito de estos de llevar a la compra, y decían que como lo iban a tirar, me lo regalaban, para que no tuviera que darme dos viajes.

Por supuesto, la perspectiva de hacerme un trayecto de 2 horas con una maleta pesando más que yo y un carrito de la compra lleno no era muy agradable, asi que me cogí un taxi, con lo que cualquier posible ahorro, se fue a la mierda.

Lo mejor fue que al volver a casa, descubrí que me había dejado mi libro electrónico en la última casa... así que tuve que volver al día siguiente :)

Conclusiones:

  • Por el ahorro marginal que hubiera podido conseguir no merece la pena tanta molestia: pedido a Argos, y a cascarla.
  • Cuando mire una ruta en tfl, que no se me olvide indicar el día del viaje, porque los fines de semana cortan medio Londres, así que la ruta calculada el día anterior no vale nada.
  • Si alguna vez se me olvida la mala experiencia y vuelvo a comprar algo por Gumtree, que sea al ladito de mi casa, o que el tío me lo traiga en coche.
  • Lo de dejarme el libro electrónico por ahí es para pegarme de leches.

¿Sacáis alguna moraleja mas?

2 comentarios:

Tito HX dijo...

Pero hombre, Gumtree es de lo mejor. En Edimburgo es el sitio de referencia para encontrar piso compartido. Impresora multifunción con cartuchos en buen estado y papel, 25 pounds. Luego están los freebies, donde puedes conseguir de todo (desde cintas VHS a pianos) de gratis. Claro que si te da por recorrerte media ciudad y das con tocapelotas no tiene tanto fuste, pero lo dicho, en Edimburgo era una página de referencia.

A todo esto, ¿no hay Pound Sketchers en Londres? Las cosas de la casa (platos, cubiertos, sábanas...) salen muy baratas allí.

PD. 'microondas'

que tal dijo...

Ya tienes un relato para ADV