15 de junio de 2008

Cita previa de DNI y usabilidad

Hasta hace muy poco sólo algunas personas utilizaban los ordenadores. Los que lo hacían era gente con cierto nivel cultural, estudios, facilidad para adaptarse... Eso cambió. Ahora incluso personas sin ninguna idea de manejar un ordenador, y sin ganas de aprender, lo hace.

Es un tópico, pero nunca me había dado cuenta de las penurias que pasan algunas personas para hacer tareas que a otros nos resultan simplísimas. Hoy lo hice intentando guiar a mi tía por teléfono para que pidiera la cita previa para renovarse el pasaporte.

Dos cosas principales la descolocaron: al principio te pide los datos de tu DNI, aunque lo que quería hacerse era el pasaporte. Lo de pedirte los datos del DNI es simplemente por identificarte y saber quién eres. No sobraría una explicación...

Cuando le expliqué eso, intentó introducir sus datos del DNI, y se encontró ¡UN CAPTCHA! A ver cómo le explicas a una persona que no tiene ni idea de ordenadores qué demonios es un Captcha y como rellenarlo. ¿De verdad no se ha encontrado algo mejor para demostrar que eres humano? Además, los mensajes de error deberían estar muy diferenciados para que quede claro cuando has metido mal los numeritos del captcha, el DNI, el "equipo" (que todavía no me ha quedado claro qué es) o la fecha de expiración. Si a mí me costó meter todos los datos, imaginad a mi tía...

Un estudio de usabilidad no vendría mal...

2 comentarios:

Nat dijo...

Hombre, lo del "captcha" es fácil de explicar.

Lo chungo es cuando ponen uno dificílisimo como los de rapidshare "pon sólo las letras y los numeros que tengan el dibujo del gato" y te ponen letras con gatos y perros todas pegadas que no sabes qué es que ni nada. xD!

Dek dijo...

La verdad es que se piensa poquito en el usuario muchas veces. Poco a poco se corrigen errores, como no poner en los captchas ceros y oes, o eles y unos, pero son cosas que acaba dando la experiencia.

De todas formas, es precisamente porque el usuario inexperto lleva poco tiempo usando ordenadores que aún no se le tiene tanto en cuenta. Un programador tiende a pensar que el usuario final va a ser alguien que también entiende de informática, y hasta que no pasen unos años esa tendencia no cambiará.